Rocas Ígneas

Las rocas ígneas son aquellas que se forman por el enfriamiento y solidificación del magma o materia rocosa fundida que hay en el interior de la tierra. Según las condiciones en las que se produzca el enfriamiento del magma, estas rocas tendrán un aspecto granulado mas o menos grueso.

Este tipo de rocas esta compuestos exclusivamente de silicatos y se utiliza su contenido en sílice para clasificarlas y diferenciarlas en varias categorías: las más ácidas (mayor contenido de sílice) son el granito y la riolita, las intermedias (dioritas y andesitas) y las básicas (menor contenido de sílice) son el gabro y el basalto.

Las rocas ígneas pueden clasificarse en: intrusivas o mas comúnmente denominadas plutónicas, o en rocas extrusivas. 

Las primera son las que se forman por enfriamiento del magma mas lento y en las profundidades terrestres; esas condiciones permiten que estas rocas crezcan y se distingan muy bien los cristales de minerales puros, como por ejemplo el granito y la sienita.

Las rocas ígneas extrusivas o mas comúnmente denominadas volcánicas son aquellas que se forman por enfriamiento y solidificación mas rápida del magma al salir de la superficie durante la erupción volcánica; estas condiciones dan como resultado rocas de aspecto parecido al vidrio y la formación de cristales de granos muy finos.

“Calzada de los Gigantes”. Ubicada en la costa nordeste de Irlanda del Norte, se extiende este singular paisaje formado por 40.000 columnas de basalto procedentes del enfriamiento rápido de la lava de una erupción volcánica que tuvo lugar hace 60 millones de años.

Advertisements

Comentarios

Comentarios