Erosión: modificando el paisaje

La erosión es el proceso geológico que ocasiona el desgaste de la roca por la acción del agua y del viento. En este proceso los materiales no sufren ningún tipo de transformación que altere su naturaleza, simplemente quedan desgastados por arrastre de sus partículas o por el choque de unas partículas contra otras. Estas partículas, dependiendo de su tamaño, son transportadas o arrastradas, abandonando su lugar de origen.

La erosión fluvial. El agua de los ríos es un agente erosivo de primer orden, que desgasta los materiales de los terrenos que atraviesa. Por ejemplo: Río Colorado, Arizona.

La erosión eólica. Es el desgaste que sufren las rocas por acción del viento. El efecto de este agente en la remodelación del paisaje es muy importante, especialmente en las regiones más áridas, pues arranca partículas y polvo de las rocas y el suelo, y las arrastra a distancias variables según su tamaño-

La erosión marina. La acción erosiva del agua no sólo se pone de manifiesto en los ríos, también las zonas costeras resultan muy afectadas por este fenómeno geológico debido a la intensa actividad del oleaje, las mareas y las corrientes marinas.

Efecto de la combinación de erosión eólica e hídrica en the Wave, Arizona, (Estados Unidos).

Comentarios

Comentarios